17/6/17

Poema de Cristina Gauta


Te dije
no te acerques a mi puerta
pero no escuchaste la advertencia
ahora la sangre corre entre las piernas
lavando las culpas
exorcizando el infierno.
El lobo y el cordero no pastarán juntos
Queda una bala en el cilindro.
Disparo
la muerte no es el final.


© Cristina Gauta

1 comentarios:

Anonymous María Fernanda Regueiro ha dicho...

" Disparo la muerte no es el final " me encanta.

7 de julio de 2017, 9:58  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal